top of page

✨Mindfullness en tu rutina de belleza: Serena por dentro, radiante por fuera

Actualizado: 7 ene


Lucir una piel sana y bonita no depende solamente de usar los mejores productos ni de elegir los más adecuados para tu cutis. Cuidarse por dentro es igual o más importante que hacerlo por fuera, ya que factores como el estrés o los malos hábitos pueden derivar en problemas cutáneos como el envejecimiento prematuro. Por ese motivo, te proponemos incluir el mindfulness en tu rutina beauty. Una técnica que te ayuda a concentrarte en el momento presente para calmar la mente y conseguir una serenidad increíble, que te permitirá enfrentarte a los retos diarios con más concentración y energía. Y la puedes integrar a la perfección en tu ritual diario. ¿Quieres saber cómo?


PARA EMPEZAR, MÍRATE AL ESPEJO…Y SONRÍE

Cuidar tu piel es un momento especial que te dedicas a ti misma, celébralo con tu mejor sonrisa. Al hacerlo pones en movimiento 60 músculos faciales que envían señales electroquímicas a tu sistema nervioso. Además, al ver tu reflejo sonriendo, tu cerebro libera endorfinas, los famosos neurotransmisores de la felicidad. Tu estado de ánimo mejora de forma inmediata, así que… ¿por qué no incluir este sencillo gesto como un primer y último paso de tu ritual de belleza? Si te sientes bien, te verás mejor.


YOGA FACIAL


Y es que ¿si entrenamos los bíceps, ¿por qué no hacemos lo mismo con los más de 60 músculos de la cara? El yoga facial funciona y te va a encantar. Créenos.

Músculos mágicos Es posible que ya hayas oído hablar de él en alguna conversación cosmética entre amigas. Pero esto es más que una moda. El yoga facial funciona, por el mismo principio básico que funciona cualquier ejercicio que ejercita un músculo. Ni más ni menos. La complejidad de la expresión facial se produce por la coordinación mágica de todos esos músculos. Todo, desde un pícaro guiño hasta lanzar un beso al aire depende de ellos. Coco Chanel ya lo dijo: “La naturaleza te da la cara que tienes a los veinte años. Depende de ti merecer la cara que tienes a los cincuenta”. Seguro que practicaba también gimnasia facial.

¿Qué es el yoga facial? Para entendernos fácilmente: es una gimnasia para el rostro, que consta de unos ejercicios sencillos de realizar. Hay diferentes técnicas, algunas de ellas con orígenes milenarios. Lo cierto es que casi todos los ejercicios tienen una base similar. Es una de las terapias recomendadas para mejorar la apariencia del rostro y es, además, de las menos invasivas. Está recomendada para mujeres y hombres de cualquier edad. Como ya sabéis, nos gustan los salseos, ahí va uno: es el secreto cosmético de celebrities como Gwyneth Paltrow, Megan Markle, Poppy Delevingen y hasta la mismísima Madonna. Si a ellas les funciona, a ti, también.

¿Cuáles son sus beneficios? Muchos y todos demostrables. A cambio te pide constancia y disciplina. No es magia potagia, es ejercicio. Lo mismito que te parece válido para el resto de tu cuerpo y que te da tantas alegrías cuando empiezas a notarlo. 1. Mejora la circulación sanguínea y linfática, lo que a su vez mejora la oxigenación y nutrición de las células y estimula la producción de colágeno y elastina. 2. Tonifica los músculos ayudando a prevenir o mejorar la flacidez, líneas de expresión y arrugas. 3. Relaja la tensión del rostro y del cuello, liberando el estrés que acumulamos a lo largo del día. 4. Suaviza ojeras y bolsas. 5. Aumenta el volumen de los labios y mejora su forma, resaltando su atractivo natural. 6.Regenera la piel y elimina células muertas, dando lugar a una piel más lisa. 7. Alivia ciertos problemas como la parálisis facial o cicatrices retractiles. 8. Mejora gestos expresivos y posturales inconscientes. 9. Armoniza las facciones. 10. Crea sensación de bienestar y actúa positivamente sobre el estado de ánimo. En resumen, te sentirás bien, tu piel estará más firme, luminosa, y fresca, y tu rostro más vital, más sereno y radiante. Coco Chanel estaría orgullosa.




¿Cuándo y cómo practicarlo? Ya sabéis que somos defensoras del autocuidado placentero. Por tanto, todo lo que os traemos es fácil de realizar y se puede practicar casi en cualquier parte. Sí recomendamos empezar frente al espejo, para cogerle el truquillo a la práctica. Una vez que lo interiorices puedes hacerlo donde quieras, en el sofá, frente al portátil… Solo te pide 10 minutos al día. Otro tip que está bien tener en cuenta es no pasarte de presión, sobre todo en la zona de los ojos, pero asumiendo que son ejercicios, por tanto, debes notar que estamos trabajando músculos, no estirando la piel sin más.


EN CASA...SABOREA TU MOMENTO BEAUTY CON LOS 5 SENTIDOS


Cuando te pongas la crema diaria en la yema de los dedos, obsérvala con detenimiento. Advierte su color, su textura, su densidad; admira su transparencia o su brillo, huélela y aprecia su fragancia. Después, cierra los ojos y aplica la crema en el rostro. Siente como se funde en tus dedos, nota como penetra en tu piel… Puedes hacer lo mismo al aplicar cualquier sérum, aceite facial, etc. Sumergirte totalmente en lo que estás haciendo, sin pensar en nada más, te aportará una paz extraordinaria.




🧘‍♀️ ANTES DE ACOSTARTE: MEDITA… CON GUÍA

Un gran momento para practicar mindfulness es antes de irte a dormir, justo después de aplicarte tus esenciales nocturnos. Una buena forma de hacerlo es cerrar los ojos y ponerte los auriculares con una app o algún podcast de meditación guiada. Existen numerosas opciones, te recomendamos que investigues un poco y que te atrevas a probar hasta encontrar la mejor opción para ti. A nosotras nos encanta MEDITOPIA. Por la mañana, te sorprenderás con una mente libre de preocupaciones y una piel rejuvenecida y tersa.



17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page